Las múltiples escalas que tenemos que hacer para llegar a nuestro destino no deben ser motivo de molestia, sino una oportunidad para conocer un nuevo país aunque sea durante algunas horas.

En el caso de Latinoamérica, múltiples aerolíneas hacen paradas en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, en la Ciudad de Panamá. Este importante aeropuerto, opera vuelos desde y hacia más de 90 ciudades de América y Europa, cubriendo gran parte de Latinoamérica. 

Al ser una parada frecuente en viajes para Latinoamérica, pueden aprovechar el tiempo de espera para su próximo vuelo y conocer un poco de lo que ofrece la Ciudad de Panamá. Además, a la hora de comprar su boleto de avión pueden escoger intencionalmente una parada con ocho horas o más para poder conocer y estar de vuelta a tiempo para su próximo destino.

La autoridad de Turismo de Panamá, localizada en los kioscos dentro del Aeropuerto Internacional de Tocumen, también ofrece servicios de traslado ida y vuelta al Centro Comercial Metromall, localizado a 15 minutos aproximadamente del aeropuerto. De allí pueden transportarse a las distintas atracciones que ofrece la ciudad.

A continuación, les mostramos algunos lugares que pueden conocer durante una escala en Panamá:

  • Esclusas de Miraflores- Allí podrán apreciar los barcos cruzar el emblemático Canal de Panamá. El lugar cuenta también con salas de exhibición sobre el canal y la biodiversidad que allí se encuentra, además de un teatro en el que presentan una película 3D sobre la historia del canal, cómo fue construido, capacidad de los barcos internacionales que por allí transitan, entre otros datos. La entrada tiene un costo de $20 y el recorrido tiene una duración aproximada de dos horas.
  • Biomuseo- La mera estructura del museo es una impresionante, diseñada por el arquitecto canadiense Frank Gehry. El museo cuenta con ocho estaciones permanentes que muestran cómo se formó Panamá, su biodiversidad, entre otros temas. La entrada al museo tiene un costo de $18.
  • Casco Antiguo- El casco antiguo o Casco Viejo data de 1673 y fue declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en 1997.