El programa Albergo Ético ha servido de ejemplo en Latinoamérica en la industria de la hospitalidad, con una iniciativa que emplea a más de una decena de personas con Síndrome Down.

El proyecto fue ideado por Fundación Unidos Por la Inclusión Social (UPIS). Esta fue creada en 2015 por tres madres de niños con discapacidad que buscaban educar a otras madres sobre las leyes que protegían a sus hijos. La iniciativa creció de tal forma que continuaron con diversos proyectos en Argentina, como el Albergo Ético.

Hotel escuela

“Un hotel escuela, en el cual replicando un modelo que ya funciona en Italia desde hace varios años buscamos que los jóvenes con Síndrome de Down y discapacidades intelectuales logren su independencia y autonomía personal a través del aprendizaje y puesta en práctica de la profesión Hotelero-gastronómica”, expuso la Fundación en su página web.

El pasado año la iniciativa se llevó a cabo en el Hotel El Cid y actualmente continúa en un hostal con miras a ampliarlo en el futuro.  El hostal está ubicado en Villa Carlos Paz, en la provincia de Córdoba en Argentina.  

La Fundación financia sus diversos proyectos de inclusión a través de los donativos que recibe, así como por parte de los ingresos del hostal. Para más información sobre cómo ayudarlos en su proyecto pueden acceder a su página web.