The Resort at Coco Beach abrió sus puertas en Río Grande, en el antiguo establecimiento del Hotel Grand Meliá.

La propiedad cuenta con 579 suites frente al mar en la costa noreste de la Isla.  Está localizada en una península de 1000 acres dentro de un desarrollo privado.

“The Resort at Coco Beach fue concebido para amparar y nutrir mente, cuerpo y alma”, dijo Dave Johnson, titular y principal oficial ejecutivo de Aimbridge Hospitality, la firma independiente de gestión en inversión hotelera más grande de América del Norte. 

Las amenidades del complejo incluyen tres piscinas expansivas y The Rainforest Spa un spa de servicio completo, centro de bienestar y salón de belleza. Además, las actividades diarias ofrecen tenis, voleibol, baloncesto y sendas para trotar, así como dos campos de golf de campeonato con 18 hoyos, diseñados por Tom Kite.

Mientras tanto, un servicio de concierge dedicado provee gestión de estilo de vida, transportación, planificación de viajes y vacaciones y servicios personalizados.

Para quienes disfrutan de experiencias culinarias, The Resort at Coco Beach presenta cuatro establecimientos de alimentos y bebidas. Las propuestas incluyen PRIME 787, un espacio de alta cocina que ofrece cortes de carne de primera calidad y mariscos locales frescos; Nori, fusión asiática con sushi, sashimi, barra de ceviche y parrilla de teppanyaki; Water’s Edge, bufé caribeño para desayuno, almuerzo y cena con ingredientes locales; y Pasión by Chef Myrta, una experiencia culinaria puertorriqueña gourmet. Además, hay una barra en el vestíbulo que ofrece un menú de cocteles de autor y entretenimiento en directo.

Habitaciones

Cada unidad está decorada con relajantes tonos neutrales y cuenta con todas las amenidades modernas, tales como wifi de cortesía, televisor con pantalla grande y programación premium, productos de baño de alta gama, cafetera, secadora de pelo, caja de seguridad, plancha y tabla de planchar y aire acondicionado.

Luego del paso del huracán María por Puerto Rico en 2017, Monarch Alternative Capital adquirió el antiguo Gran Meliá Hotel en alianza con Royal Palm Companies y una afiliada de Aimbridge Hospitality, LLC.

The Resort at Coco Beach recibió una inversión significativa, generando inicialmente 300 empleos directos, cifra que alcanzará los 525 empleos directos una vez el hotel abra en su totalidad.