La gastronomía de cualquier país es un elemento turístico que no podemos obviar mientras viajamos. Sin embargo, se pueden mantener nuestros objetivos de una alimentación saludable y a la vez conocer todo lo que un nuevo destino nos ofrece.

“Sin duda la gastronomía de un país es parte de la inmersión cultural, así que es bien importante que mientras degustemos todas las delicias tengamos en cuenta las porciones que consumamos, de esta forma podemos comer sin remordimientos”, expuso la experta en temas de fitness y nutrición, Perla Alessandra Hernández.

La también periodista explicó que, ante la falta de meriendas saludables en el aeropuerto, podemos llevar alimentos en nuestra mochila. Esta recomendó barritas de proteínas, frutas, frutos secos y galletas de harinas integrales. También mencionó emparedados con algún tipo de mantequilla de maní o almendras.

Alimentos fritos

De igual forma, Hernández advirtió que debemos tener cuidado con los alimentos fritos o saturados en grasas. Asimismo, prestar atención a comidas azucaradas, pescados o carnes crudas (de algún platillo en particular) y lácteos. “Podrían ocasionar alguna enfermedad intestinal”, precisó.

En el caso de los cruceros, Hernández recomendó prestar más atención a las porciones de los alimentos. “En viajes como cruceros, en los que se manifiesta visiblemente el consumo desmedido de comida, debemos tener más control de lo que consumimos, así como se ve de rico, es como también podría arruinar lo que ya habíamos logrado de nuestras metas físicas. ¡Y si hay gimnasio, aprovéchalo!”, señaló.

Errores comunes de alimentación

Finalmente, Hernández puntualizó algunos de los errores que cometemos en cuanto a la alimentación al viajar. “Comer demasiada frituras (street food o comida callejera) exceso de harinas refinadas como el pan y muchos postres, cargados en azúcares. Está bien disfrutar, pero con control. Prestando atención a las porciones y combinándolo con algún tipo de actividad física“, indicó.