El presidente de Iberia, Luis Gallego, anunció que la aerolínea ha
programado para 2020 un crecimiento en la ruta superior al 55% respecto a
2019, lo que supone una oferta de más de 128.000 asientos en Puerto Rico.

Desde el pasado mes de octubre, Iberia opera los vuelos con Puerto Rico durante todo el año, lo que en 2019 ya supuso un crecimiento cercano al 28% respecto a 2018.
En 2020, además de que los vuelos se operarán durante todo el año, Iberia
incrementará su oferta gradualmente y, durante el mes de julio, llegará a
ofrecer vuelos diarios entre Madrid y San Juan.


Este incremento de capacidad supone, al mismo tiempo, una mejora sustancial
en la conectividad entre Puerto Rico y las más de 100 ciudades que Iberia
ofrece en Europa y Asia, y donde la aerolínea promocionará la isla caribeña
como destino turístico.

Aumento de viajes


Luis Gallego, presidente de Iberia, comentaba durante la firma del acuerdo
con la Compañía de Turismo de Puerto Rico “confiamos en que nuestra
colaboración sea muy fructífera. A la promoción de Puerto Rico, estamos
sumando un incremento de capacidad muy relevante que esperamos que sirva
para incrementar la demanda. Acabamos de celebrar 70 años de nuestro
primer vuelo a Puerto Rico y esperamos seguir volando a San Juan muchos
años más”.


Por su parte, la directora ejecutiva de la Compañía de Turismo de Puerto Rico,
Carla Campos, expresó que, “Durante los últimos dos años Iberia ha aumentado su
presencia en Puerto Rico, evolucionando de tener servicio directo estacional
entre Madrid y San Juan a conectar a ambos destinos con un vuelo directo a lo
largo de todo el año. Con la firma de este nuevo acuerdo se duplica la oferta de
Iberia a San Juan con sobre 67,000 asientos en 2020, en comparación a
32,600 en 2018. En adición a aumentar el promedio de frecuencias semanales,
el acuerdo contempla el alcance promocional a más de 100 ciudades que sirve
la aerolínea.

Asimismo, Campos dijo que el incremento en vuelos y capacidad de asientos entre Madrid y
San Juan en el 2020 representa una inyección adicional para la economía
boricua de cerca de $7 millones de dólares en gasto de pasajeros en la Isla.